Indice - Home - Cerrar Aplicación

 

Humor y creación

Hipno magnetismo yankee

En una habitación vecina de la que ocupa el buen señor Inocencio, se instalan seis sujetos cómplices de un tío Sam hipno-magnetizador, que á los otros vecinos se presenta como pariente de Inocencio, á quien quiere curar el vicio de fumar.
Los del tío Sam, meten bochinche día y noche, provocando de todos modos á Inocencio. Si este reclama á los patrones de casa aleccionados por el tío Sam, le contestan que sus vecinos son tranquilos y que él ve visiones y no debe hacer ruidos.
Don Inocencio, siendo desmentido por los mismos patrones de casa, se dirige á la policía, pero como sus vecinos son muchos, en su ausencia declaran en su contra, diciendo que en vez de ellos, es él precisamente el autor de los bochinches. La autoridad policial toma nota, sin prestar fé á Inocencio en su respuesta, Los cómplices del tío Sam, envalentonados, avisan á la Asistencia Pública, y con las declaraciones de todos los vecinos engañados hacen declarar -

 demente furioso á Don Inocencio y consiguen su envío al Hospicio de las Mercedes donde queda como una pobre víctima de esos pseudo-hipno-magnetizadores, ó estafadores yankees con sus grandes avisos bombásicos en Caras y Caretas.

MORALEJA Cuando molesten vecinos en esta forma dén cuenta á la Dirección del Hospicio de las Mercedes que conoce esas artimañas de criminales curanderos.

Señor Director de “Ecos de las Mercedes”

 

Envía á V. adjunta, á fin de que se sirva darle cabida en las p´åginas de la revista que V. dirije, la música de una polka para piano, que he titulado “Las Mercedes” por ser el nombre de este Hoospicio, en que me encuentro asilado accidentalmente, y que dedico al Dr. Helvio Fernandez por su atención y asiduidad en el tratamiento de la ligera crisis mental porque he atravesado.

Al agradecerle de antemano esta publicación, tengo el agrado de suscribirme S. atto. y S. S.

José Travaglini

 

N. B.– Le ruego haga constar que me reservó todos los derechos de autor.

J. T.