Indice - Home - Cerrar Aplicación

 

24 de Setiembre

91° Aniversario

 

Gregorio Carreras

 

El año ppdo. se celebraba en el Hospicio el aniversario patriótico en que un puñado de héroes, desafiando los reveses sufridos por miles de antecesores que prepararon la emancipación americana, supieron tener fé religiosa y patriótica para arrollar y vencer las huestes realistas, que al mando de Tristán, pretendían restaurar para la corona de España, los virreynatos del Perú y Río de la Plata.

El General Belgrano, fervoroso creyente, puso la suerte de las armas de la Patria bajo el patrocinio de la Virgen de Ntra. Señora de Las Mercedes, siendo esto el motivo, por el cual se atribuyó la victoria al ejército liberador.

El grabado adjunto, da una idea de los festejos en los cuales participan por igual el personal de la casa, y los alienados, que se hallan en estado de olvidar unas horas, las amarguras de una vida sin horizontes, y en que los días pasan iguales y monótonos, sin que la razón venga á iluminar sus respectivos cerebros trabajados por ideas que, la sociedad no considerándolas correctas, los aisla en un establecimiento tan benéfico cual es el Hospicio de las Mercedes.

Los festejos religiosos dieron comienzo á las 10 a. m., con una misa solemne, oficiada por 3 sacerdotes, y acompañada en sus puntos principales por los acordes de la Banda de música del Hospicio.

Terminada la misa, el R. P. Orzali dirigió una patriótica alocución á la concurrencia, y en la cual hizo una descripción apropiada del motivo principal de la fiesta, recordando que, el glorioso patriota General Belgrano, encomendó lleno de fé la suerte del ejército Libertador á la Santísima Virgen Ntra. Sra. de las Mercedes.

Dió comienzo en seguida la fiesta civil, para lo cual se había preparado convenientemente y al aire libre, varias mesas cubiertas con manjares apetitosos y extras, entre los cuales descollaba la tradicional carne con cuero.

El personal de la casa, en que figuraban también las Hermanas de Caridad, llenaron su misión, atendiendo al reparto de los víveres y al orden, el cual no fué alterado en lo más mínimo, siendo esto una prueba más del buen régimen interno que se observa en el Establecimiento.

Los alienados tuvieron su motivo de expansión, el cual se tradujo en dichos y risas propios del estado mental de cada uno, causando muchos de ellos la hilaridad de la concurrencia, la cual se retiró muy satisfecha y complacida, por el buen trato recibido y el recuerdo de unas horas plácidas, pasadas en amena compañía y disfrutando de las soberbias vistas que presenta el Hospicio y sus alrededores.

El articulista cuenta con que la fiesta á celebrarse el corriente año, no desmerecerá en nada á la de los años anteriores, y, que según los preparativos que se están efectuando, promete ser brillante.