Indice - Home - Cerrar Aplicación

 

Ninfomanía consecutiva á vulvovaginitis gonocóccica

Observación 19

 

 

 

La particularidad de este caso, consiste en que se trata de una mujer casada, madre de tres hijos, de 30 años de edad y de hermosa complexión física, la que hasta contraer su blenorragia ha sido absolutamente insensible al coito, no obstante llevar ocho años de vida conyugal y de contactos sexuales asiduos.

Su esposo contrae una blenorragia y la contagia. Durante el período agudo la mujer tiene hiperalgesia vaginal y vaginismo, negándose en absoluto al concúbito por serle en extremo doloroso. Después de tres ó cuatro semanas la hiperalgesia disminuye, acepta el acto son su cónyuge y encuentra sensaciones voluptuosas que hasta entonces le eran desconocidas. Una hiperestesia vulvar había reemplazado á su habitual anafrodisia.

 

Su sensibilidad fué creciendo de tal manera que bien pronto su esposo no pudo satisfacerla con tanta frecuencia como ella lo deseaba. Recurrió entonces á la masturbación clitorídea y vulvar, llegando á masturbarse hasta 10 y 20 veces diarias, según propia confesión. En un par de meses el estado general de la enferma decayó visiblemente y comenzó á sufrir ataques de pequeña histeria, los que después de poco tiempo se intercalaron de grandes ataques convulsivos acompañados de delirio erótico durante la crisis.

 

Por estos síntomas nerviosos asistimos á la enferma. Fácil fué referir los síntomas histéricos á la ninfomanía; pero fué menester que el esposo nos revelara la causa probable de esta última para instituir un tratamiento etiológico. Curada la vulvovaginitis blenorrágica y sometida la enferma a un régimen apropiado, la ninfomanía desapareció rápidamente, así como los síntomas agudos de su estado histérico.