Indice - Home - Cerrar Aplicación

 

Anafrodisia congénita

Observación 15

 

 

Aunque es frecuentísima la insensibilidad genital en las mujeres por su falta de educación sexual y por la impericia de los maridos, pueden señalarse como verdaderamente extraordinarios los casos de verdadera anafrodisia recalcitrante á una progresiva é inteligente educación de la sensibilidad. En esos casos debe siempre sospecharse la existencia de una anomalía congénita de los órganos generadores, especialmente del útero ó de los ovarios, sin que la existencia de tales anomalías implique siempre la anafrodisia.

Una señora de 30 años, afectada por perturbaciones histéricas intensas, refiere entre sus antecedentes importantes la circunstancia de no haber reglado jamás. Sus primeros síntomas neuropáticos datan de la pubertad. Durante ocho años de matrimonio no ha experimentado jamás emociones sexuales, no obstante haberse preocupado de ello su esposo, hombre de mundo y muy experto en materia de voluptuosidad. Ella misma ha intentado masturbarse innumerables veces "estudiándose" por decirlo así, aunque siempre con resultado negativo.

Sospechando alguna mal formación de sus genitales internos remitimos á la enferma á la clínica de un ginecólogo, donde se comprobó que tenía un útero infantil y atrofia congénita de los ovarios y trompas. La ausencia de emotividad sexual no impedía á esta mujer tener intensas aspiraciones maternales y sentimientos de amor conyugal verdaderamente exquisitos.